Debida Diligencia Ampliada; Debida Diligencia

DEBIDA DILIGENCIA AMPLIADA

La Debida Diligencia ampliada, refiriendose a controles de riesgos, implementa medidas de mitigación adecuadas para minimizar la posibilidad de ser utilizados por el elemento criminal.

Una Debida Diligencia abarca el establecimiento de la identidad de clientes, proveedores, empleados o socios y el mantenimiento de registros (físicos y electrónico). También implica el monitoreo de la relación para determinar cuáles transacciones, operaciones o actividades no se ajustan a los esperado para el tipo de Contraparte. Teniendo en cuenta las características propias de la Contraparte y el segmento al cual pertenece.

¿CUANDO REALIZAR UNA DEBIDA DILIGENCIA?

Independientemente de que sean derivados de una regulación o norma concreta o por decisión de la organización por acoger mejores prácticas en la materia. Los sujetos que adoptan sistemas de gestión de riesgos (SIPLAFT, SARLAFT, SAGRLAFT o Programas de Ética Empresarial) deben identificar, entender y evaluar los riesgos a los que se encuentran expuestos. Así mismo deben tomar medidas adecuadas para su eficaz y eficiente prevención (mitigación), detección y gestión. Lo anterior, dentro de lo que denomina como Enfoque Basado en Riesgo (EBR).

 

Las medidas que se adopten deben responder a la realidad, lógica y dinámica propia de los riesgos identificados y su evaluación. Con el fin de valorar características como clase de riesgo, nivel (evaluación) y marco normativo aplicable (p.e. limitantes en torno al apetito de riesgo). Todo ello dentro de un esquema de autorregulación regulada.

 

Cuando se encuentre una mayor exposición al riesgo se debe asegurar que el Sistema aborde medidas de mitigación intensificadas. Cuando el riesgo sea menor se puede optar por medidas de mitigación simplificadas.

DDA

NIVELES DE DEBIDA DILIGENCIA (DD)

La sugerencia es tener tantos niveles de DD, como niveles de riesgos que la empresa haya adoptado en su modelo. Por ejemplo, DD Intensificada para un Riesgo Alto, DDA para Riesgo Medio y DD Simplificada para Riesgo Bajo.

 

También podría ser Debida Diligencia Intensificada para un Riesgo Extremo, DD Reforzada para Riesgo Muy Alto y Debida Diligencia Ampliada para Riesgo Alto. Además, Debida Diligencia Mejorada para Riesgo Medio y DD Simplificada para Riesgo Bajo.