Persona Expuesta Públicamente (PEP): Conocimiento de terceros.

PEP; Persona Expuesta Públicamente
Paola Andrea González

Paola Andrea González

Analista de Riesgos

Las “Personas Expuestas Públicamente” o “Personas expuestas políticamente” (PEP) son las personas de mayor nivel de riesgo. En la Convención de las Naciones Unidas contra la corrupción (Art. 52) y las recomendaciones del GAFI, se elevan los estándares de gestión de riesgos cuando se trate de los PEP. Así se crean los mecanismos de prevención y detección de transferencias del producto del delito, teniendo en cuenta lo siguiente: 

Identidad

La calidad del PEP

Se genere un mayor escrutinio

En este contexto, debemos diferenciar a las personas expuestas políticamente de las expuestas públicamente, ambas de gran relevancia. Principalmente a efectos de cumplir las exigencias legales sobre las medidas que se deben tomar para la gestión de riesgos.

¿Qué es un PEP?

Las personas expuestas políticamente son aquellas cuya mayor “exposición” o riesgo deriva del ejercicio de un cargo público o función. Esta suele limitarse a un listado de acuerdo a la normativa interna de cada país. Por el contrario, las personas expuestas públicamente son aquellas que por sus actividades tienen reconocimiento nacional o internacional. Por ejemplo, abogados, altos ejecutivos, arquitectos, deportistas, farándula, fuerzas militares y de policía, funcionarios públicos, jueces, políticos, registradores y religiosos.

En algunos casos, se ha señalado la existencia de una posible tercera categoría. En Colombia corresponde a los Representantes legales de organizaciones internacionales (entre otros, art. 4.2.2.2.1.7 de la Circular Externa 029 de 2014 de la Superintendencia Financiera de Colombia). Sin embargo, en la mayoría de países las ingresan como personas expuesta políticamente.  De igual manera, se hace alusión a tres categorías:[1]

Para el caso de Colombia, se trata de los terceros relacionados en el Decreto 1674 de 2016

Representantes legales de organizaciones internacionales

Personas que gozan de reconocimiento público

Consideraciones los procesos de conocimiento de terceros

En Colombia se aprueba, mediante la ley 970 del 2005 y se dispone en el Art. 52[2] lo siguiente:

“…cada Estado Parte adoptará las medidas que sean necesarias, de conformidad con su derecho interno, para exigir a las instituciones financieras que funcionan en su territorio que verifiquen la identidad de los clientes, adopten medidas razonables para determinar la identidad de los beneficiarios finales…”

Y en el parágrafo 2 dispone lo siguiente:

“…Cada Estado Parte (…), deberá: Impartir directrices sobre el tipo de personas naturales o jurídicas cuyas cuentas las instituciones financieras que funcionan en su territorio deberán someter a un mayor escrutinio, los tipos de cuentas y transacciones a las que deberán prestar particular atención y la manera apropiada de abrir cuentas y de llevar registros o expedientes respecto de ellas

La Superintendencia Financiera en Concepto 2018101387-001 del 12 de septiembre de 2018[3] aclaró lo siguiente:

“(…) no existe criterio legal para precisar quiénes son, motivo por el que, se tendrá que acudir al conocimiento generalizado de las personas que habitan una determinada zona geográfica, que podrá ser municipal, departamental, nacional o internacional, para garantizar que efectivamente goce de amplio reconocimiento, bien sea por su destreza especial o habilidad en ámbitos como las artes, la farándula, el deporte, las ciencias, o en cualquier otra actividad que lo revista de notoriedad entre el público general (…)”

Conforme a ello, se fijan los criterios para entender cuándo se tiene a una persona expuesta públicamente. Además, es coherente con los modelos de gestión de riesgos que se sustentan en la identificación de potenciales riesgos. También, resulta evidente se incrementa tratándose de personas con mayor reconocimiento.

Relación entre un PEP y la Debida Diligencia Ampliada

Ahora bien, existe una relación entre un PEP y la debida diligencia ampliada. La guía del GAFI en el punto No. III “LA RELACIÓN ENTRE LA RECOMENDACIÓN 10 Y LA RECOMENDACIÓN 12”[4] desarrolla en qué forma se puede adelantar. Además, permite conocer bajo qué criterios se hace la debida diligencia a un PEP.

Fuentes

Share on linkedin
Share on twitter
Share on facebook
Ir arriba