Procesos contra Mancuso, frenados por falta de acuerdo para conexión. Justicia y Paz pide cooperación

EL TIEMPO

EL TIEMPO

En una carta rogatoria, la sala de Justicia y Paz del Tribunal Superior de Barranquilla, con funciones de control de garantías, les pidió a las autoridades judiciales de Estados Unidos su cooperación para garantizar la participación virtual del excomandante paramilitar Salvatore Mancuso en audiencias que ya están programadas hasta el 2022.

El motivo de la carta del tribunal es que, desde que Mancuso terminó de cumplir su condena por narcotráfico en Estados Unidos, en marzo de este año, cesó el convenio de conexiones con las autoridades de ese país, por lo cual se ha dificultado continuar con las diligencias.

(Lea también: Las deudas y aciertos de Justicia y Paz, a 15 años de su creación)

El presidente de la sala de Justicia y Paz de Barranquilla, Carlos Andrés Pérez, explicó que solo hasta mayo de 2019 se logró que el Ministerio de Justicia hiciera un convenio con las autoridades de Estados Unidos. “Desde ese momento se han evacuado buena parte de las imputaciones que estaban represadas desde 2015”, explicó.

Sin embargo, una vez cumplida la pena de Mancuso y cuando se levantó la suspensión de términos judiciales en Colombia, se le convocó a nuevas audiencias, pero “fue imposible su participación”.

El magistrado Pérez cuenta que Mancuso tiene programadas audiencias “casi todas las semanas hasta julio de 2022”. La próxima sería el próximo 3 de agosto, pero es incierto que se logre contactarlo. Aunque la carta de rogatoria se envió, todavía está en trámite de traducción, “pues la Dirección Nacional de Administración Judicial aún no asigna los recursos para sufragar los honorarios de un traductor oficial”.

(Le puede interesar: Cicatrizar heridas: la deuda de Mancuso y ‘Jorge 40’ con el país)

La última vez que Mancuso se conectó a una audiencia fue el 6 de marzo, en la cual se le impuso medida de aseguramiento, por la cual cuando llegue a Colombia no quedaría en libertad.

Este es, quizá, el proceso penal más grande jamás conocido a nivel mundial

Aunque Mancuso regresaría al país una vez terminara de cumplir su condena, esto ocurrió en medio de la emergencia por el coronavirus, del cual él también se contagió, y ante la situación de cierres de fronteras y aeropuertos su regreso no se ha hecho efectivo. Asimismo, las solicitudes de extradición de las autoridades colombianas siguen en trámite.

En contra de Salvatore Mancuso, último comandante de las Autodefensas Unidas de Colombia (Auc) antes de su desmovilización, se están judicializando 32.006 casos que son distintos a los incluidos en las sentencias que se han emitido en su contra.

Estos procesos estuvieron paralizados entre 2015 y 2019 por no lograr la conexión con Mancuso. Desde entonces, se le han imputado “miles de hechos” del bloque Catatumbo, los cuales, según explica el magistrado, ya tienen solicitud de terminación anticipada ante la Sala de Conocimiento, es decir, de sentencia.

También están en imputación hechos cometidos por los bloques Córdoba y Norte, de los frentes Resistencia Tayrona, Contrainsurgencia Wayúu, Pivijay, Mojana y Montes de María. “Este es, quizá, el proceso penal más grande jamás conocido a nivel mundial”, aseguró el presidente de la sala de Justicia y Paz de Barranquilla.

Fuente: El Tiempo

Share on linkedin
Share on twitter
Share on facebook